martes, 21 de mayo de 2013

Southam Street (y II).

[viene de Southam Street-I]



Esta segunda parte está compuesta por fotos infantiles, llenas de vida.
Fueron la especialidad de Mayne, como él mismo reconocía:
"Soy un fotógrafo documentalista, siempre he tenido el hábito de observar. Me atraían las áreas más pobres de la ciudad, donde la presencia de niños era muy evidente. La calle era como su propio patio, y siempre estaban dispuestos a ser fotografiados."

















Para todas las fotografías:
Southam Street W10.
Autor: Roger Mayne.
Londres. Entre 1956 y 1959.

-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.-.

La fama que han adquirido estas fotografías se debe en gran medida a la destrucción del barrio merced a una reorganización urbanística que acabó con la mayoría de las calles y edificaciones, dibujándose una nueva distribución urbana, con nuevas construcciones (entre ellas la monstruosa Trellick Tower) y nuevos inquilinos.

Así, Southam Street hoy ha quedado reducida a una quinta parte de lo que fue. Y de sus edificios solo queda una pequeña muestra al principio de la calle.



Captura de pantalla con StreetView de GoogleMaps.
21 de junio de 2013.

Roger Mayne.
Autor: John Deakin.
Londres. 1957.


Extracto del documental sobre juegos infantiles One Potato, Two Potato de 1957 dirigida por Leslie Daiken.




18 comentarios:

  1. Que nostalgia…los juegos de la calle!!! Las fotos son espectaculares y el video… fabuloso. Las niñas, en mi época, jugábamos así (solo que yo, nunca ganaba los concursos… era bastante torpe y gordita). Excelente entrada (como siempre…)! Gracias, Enrique!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya no se juega en la calle como antes, desde luego.
      Pero sí en los recreos de los colegios. Todavía se sigue jugando a juegos parecidos con sus retahílas y sus saltos.
      Gracias a tí, enAteneo, por tus visitas.

      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Y hay que ver lo que se parecen las gentes humildes de cualquier lugar. Entre los pobres no hay nacionalidades ni banderas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Cayetano, une más sufrir una misma desgracia económica o social que pertenecer a un mismo país estando a distintos niveles.
      Los ricos ya están unidos. Ahora solo queda unir a todos los obreros.

      Abrazos!!

      Eliminar
  3. Esta mirada de la infancia es entrañable. Parece mentira que hayamos cambiado tanto en tan poco tiempo.

    Gracias por redescubrirnos a través de Mayne un espacio y un estilo de vida que ya no existe.

    Un saludo. Feliz tarde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se ha cambiado en la calle. Ya no se ven tantos zagales juntos.
      Pero los gestos y actitudes se siguen repitiendo en los recreos. Ahí la única diferencia con otras épocas es la ropa.
      Gracias a vosotros por vuestros comentarios.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. :) Tenías razón. Estas son de lo mejor del lote.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Verdad que sí?
      Las fotos de niños tienen un "algo" que las hace insuperables.

      Abrazos, Xibeliuss!!

      Eliminar
  5. Los niños eran felices. No necesitaban más.
    Las fotos son magníficas, sumamente expresivas. Cuentan muchísimo.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo mejor de estas fotografías. Que a pesar de la pobreza en que viven estos niños, se les ve contentos y felices.

      Pasad buena noche, madame.
      Abrazos!!

      Eliminar
  6. Lo mejor de fotografiar niños, es capturar su espontaneidad, y aquí, un maestro, nos lo grafica! Saludos, Enrique!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Era un maestro con los niños. Los dejaba hacer. No los importunaba. Y ellos actuaban con naturalidad, sin prestar atención a la cámara.
      Por eso están tan vivas las fotos.

      Abrazos, Patzy!!

      Eliminar
  7. Bueno, coincido con los comentarios anteriores, los niños parecen felices, el mundo es del tamaño que ellos quieren y no hay nada que pueda compensar a los críos de hoy por eso que les falta y que sólo a veces intuyen que otros críos si tuvieron; el patrimonio fabuloso de jugar en la calle desde la mañana a la noche. Me encantan las fotos, están llenas de vida y de alegría. Un beso, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, las calles de ahora no están llenas de chiquillos como antes. Ni siquiera en los pueblos. Demasiados coches.
      Eso sí, cuando juegan al aire libre se les ve igual de contentos que a éstos. Lo importante es jugar con sus iguales.

      Abrazos, Alma!!

      Eliminar
  8. Los niños, a pesar de los pesares, del hambre, de la carestía, del frío, son felices. Intentan al menos serlo y se aisaln de su entorno compartiendo con otros niños los juegos y las risas con canicas, palos y su imaginación desbordante.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro que eran felices, Carmen. Con sus desgracias, sí, pero olvidadas cuando correteaban jugando con sus vecinos por la calle.
      Para ello, seguramente, la mejor época de sus vidas.

      Abrazos!!

      Eliminar
  9. Llevo tiempo visitándole y disfrutando de su cuaderno, así que es de justicia que deje algún comentario agradeciéndole las magníficas colecciones fotográficas con las que nos deleita.

    Dos reflexiones me vienen a la cabeza al verlas. Primera, como ya se comenta antes que yo, la nostalgia de aquellos juegos callejeros, de aquél ambiente que existía antiguamente en todos los barrios de las ciudades y pueblos, y que ahora parecen aletargarse. !Lo bien que lo pasábamos y los amigos que hicimos entonces!.

    La desaparición de aquél barrio, como la de otros muchos, es una pena. Más aún cuando son reemplazados por masas de viviendas frías y grises, e las que los recuerdos han desaparecido con todo lo demás. Una pena.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un placer recibir tus visitas, Debatz.
      Gracias a ti por tu amable comentario.

      Es cierto que por nuestras calles se ven cada vez menos zagales jugando. Pero en cuanto tienen (o les damos) ocasión, se lo pasan igual de bien que los de las fotos.
      Los nuevos trazados urbanísticos no siempre obedecen a criterios de mejora. A veces, solo son para enriquecerse unos pocos. Lo lamentable es que cada vez las ciudades se parecen más unas a otras perdiendo por el camino su idiosincrasia particular.

      Bienvenido.
      Abrazos!!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin