miércoles, 1 de mayo de 2013

Día del trabajo.

Un dilema: no sé si es un contrasentido celebrar el Día del Trabajo en un país con casi un tercio de desempleados,...

Marinero desempleado.
Autor: August Sander.
Alemania. 1928.

...o, por el contrario, es un acierto celebrar que alguien tenga un trabajo.

Albañil.
Autor: August Sander.
Alemania. 1928.

Maestro albañil.
Autor: August Sander.
Alemania. 1926.

14 comentarios:

  1. Si analizamos el nombre de día, tiene sentido. "El día del trabajo": debe de quedar sólo uno y tó el mundo ha salío a la calle a buscarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajaja. Eso es, sin duda.
      No había caído. Día del trabajo, no de los trabajos. Jajaja

      Abrazos, Antón!

      Eliminar
  2. Sobre el día del trabajo se pueden acumular varias paradojas. Por una parte, la que tú citas, que esperemos que sea más coyuntural que estructural (aunque parece más lo segundo), pero también el hecho de que se haga fiesta el día del trabajo. ¿Acaso no son todos los días menos hoy, el día del trabajo?

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, sí, todos los días se trabaja menos el Día del trabajo. Somos así.
      Y encima celebramos algo que llevan siglos empeñándose en convencernos que es mejor que el ocio.
      Y ya decía Aristóteles que el nec-otium, o sea el trabajo, es un impedimento para el ocio, para la contemplación. Que el trabajo debía estar en función del ocio.
      En fin, que nos guste o no, mañana a trabajar.

      Abrazos!

      Eliminar
  3. ¡Enorme la segunda foto!
    Más que una celebración, el día del trabajo debe ser una reivindicación. Y nunca faltan motivos.
    Un abrazo, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De acuerdo. Con las dos cosas.
      Que la foto es muy buena, indudable.
      Y que la jornada de hoy ha de ser más reivindicativa que otra cosa. Más aún en los tiempos que corren.

      Abrazos, Xibeliuss!!

      Eliminar
  4. Cada vez son menos los trabajadores, pero más bien debe convertirse en el día de los parados, precisamente, el día en que con más fuerza se reclamen soluciones y puestos de trabajo.

    Feliz día del trabajo

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo más lamentable de todo, madame. Que, lejos de reclamar viejas reivindicaciones del mundo obrero, prácticamente se pida que no se pierdan más puestos de trabajo.
      Y no se vislumbran soluciones a corto plazo, me temo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  5. Fíjate, yo tenía alguna fe en encontrar trabajo ahora que tanta gente lo está perdiendo, estadísticamente había más posibilidades, pero veo que no... No sé como me quedan ganas de bromear con estas cosas, pero el caso es que me quedan, y menos mal, que no nos falte el humor que a veces nos salva y siempre nos redime. Un beso, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y que no perdamos ese sentido del humor, Alma. Por ácido, amargo o negro que sea el humor siempre consigue que veamos la realidad más soportable.

      Abrazos!!

      Eliminar
  6. Se tendrá que seguir celebrando, más que nada por dar en las narices a aquellos que se embolsan el dinero de los demás sin el sudor que implica la palabra trabajo... Los parados también puden considerarse trabajadores porque lo quieren ser sin poder serlo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quizás sea lo más cruel de todo, Carmen. Que cada vez hay más trabajadores que quieren trabajar y no pueden.
      Y sí, gran parte de la culpa la tienen los malnacidos que legislan para sus intereses particulares.

      Abrazos!!

      Eliminar
  7. Como decía aquél... "me matan si no trabajo. Y si trabajo, me matan."
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y decía bien, Cayetano.
      Nos van a matar de todas formas.

      Abrazos!!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin