lunes, 19 de abril de 2010

La carga de la brigada ligera.


Después de la batalla de Balaklava, ocurrida durante la guerra de Crimea en 1854, la famosa Carga de la Brigada Ligera fue un hecho inmortalizado como una gesta heroica histórica, pero en realidad fue una bochornosa derrota. La caballería del ejército británico, lanzada impetuosamente contra la artillería rusa, fue aniquilada por los cañones y el fuego de infantería. De más de 600 jinetes, quedaron a caballo menos de 200 que debieron retirarse inmediatamente.

Supervivientes británicos tras la carga de la Brigada Ligera.
Autor: Roger Fenton.
Crimea (Ucrania), 1854.
Este hecho inspiró entre otros:
- Un Poema: ‘La Carga de la Brigada Ligera’ de Lord Tennyson.
“¡Adelante, Brigada Ligera!”
“¡Cargad sobre los cañones!”, dijo.
En el valle de la Muerte
cabalgaron los seiscientos.

“¡Adelante, Brigada Ligera!”
¿Algún hombre desfallecido?
No, aunque los soldados supieran
que era un desatino.
No estaban allí para replicar.
No estaban allí para razonar.
No estaban sino para vencer o morir.
En el valle de la Muerte
cabalgaron los seiscientos.

Cañones a su derecha,
cañones a su izquierda,
cañones ante sí
descargaron y tronaron.
Azotados por balas y metralla,
cabalgaron con audacia
hacia las fauces de la Muerte,
hacia la boca del Infierno
cabalgaron los seiscientos.
Brillaron sus sables desnudos,
destellaron al girar en el aire
para golpear a los artilleros,
cargando contra un ejército,
que asombró al mundo entero:
zambulléndose en el humo de las baterías
cruzaron las líneas.
Cosacos y rusos
retrocedieron ante el tajo de los sables.
Hechos añicos, se dispersaron.
Entonces regresaron, pero no,
no los seiscientos.
Cañones a su derecha,
cañones a su izquierda,
cañones detrás de sí
descargaron y tronaron.
Azotados por balas y metralla,
mientras caballo y héroe caían,
los que tan bien habían luchado
entre las fauces de la Muerte
volvieron de la boca del Infierno.
Todo lo que de ellos quedó,
lo que quedó de los seiscientos.
¿Cuándo se marchita su gloria?
¡Oh qué carga tan valiente la suya!
Al mundo entero maravillaron.
¡Honrad la carga que hicieron!
¡Honrad a la Brigada Ligera,
a los nobles seiscientos!”
Lord Alfred Tennyson


Alfred Tennyson
Autora: Julia Margaret Cameron.
Reino Unido, hacia 1875.

- Un cuadro: ‘La Carga de la Brigada Ligera’ de Richard Caton Woodville.


- Dos películas: ‘La Carga de la Brigada Ligera’ (1936) de Michael Curtiz con Errol Flynn y Olivia de Havilland.


Y ‘La última carga’ (1968) de Tony Richardson con Trevord Howard y Vanessa Redgrave.


- Temas musicales: ‘The Trooper’ (El Soldado de Caballería) de Iron Maiden.


Para saber más:
Sobre la Guerra de Crimea:
http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Crimea
Sobre la Carga de la Brigada Ligera:
http://es.wikipedia.org/wiki/Carga_de_la_Brigada_ligera


La guerra de Crimea fue , seguramente, el primer conflicto bélico del periodismo fotográfico.
Y Roger Fenton, el primer corresponsal de guerra oficial.

24 comentarios:

  1. Ay, monsieur, me encanta, me encanta su post de hoy!
    Adoro el poema de Lord Tennyson, y ese cine clasico que usted recuerda hoy aqui a proposito del tema.
    Como me alegra ver que dice que continuará!

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Hay otra canción relacioná con la foto. No se refiere a la batalla, sino a los descendientes de los ganadores. Cuando el comunismo entró en crisis, tuvieron que emigrar al país contra el que habían luchado más de un siglo antes pa buscarse la vida.

    ¿Cómo que un huertanico de mi edad conoce una canción tan moerna? Bueno, es conocío que sabe más el demonio por viejo que por demonio.

    PetShopBoys. "London."

    We came from the far North
    summered in Crimea
    deserted the armed forces
    had to disappear
    made it to the free West
    on a chartered flight
    so we could see what
    we trained to fight

    ResponderEliminar
  3. Por lo visto la película LA ÚLTIMA CARGA se ve más realista que la primera.
    De verdad, esa carga fue una desición de locos

    ResponderEliminar
  4. Aquello debió de ser un infierno, pero hasta del infierno surgen poemas heroicos, tanto por parte de los vencedores como de los vencidos. Y qué mejor homenaje que una película, como la protagonizada por Errol Flynn, sin tantos efectos especiales como las actuales, por cierto.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Y a mí me encanta que le guste la entrada de hoy, madame. Esa era la intención.
    Confío que la continuación también sea de su agrado, aunque me centraré en la figura de Fenton.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. Asín es que te gustan "Los Zagales de la Pajarería" ¿eh,Antón?
    Si es que las músicas moernas no están reñías con la edad.

    Un abrazo chillao.

    ResponderEliminar
  7. Tienes razón, Alí.
    Una decisión de locos, sí. Que costó la vida a muchos bravos dragones. Así son las guerras. Sin sentido.
    La segunda película no la he visto, pero creo que es más fiel a la realidad que la de Errol Flynn.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  8. Un infierno, Carmen, desde luego. En la próxima entrada verás como quedó el Valle de la Muerte después de la batalla. Tremendo.
    Compruebo que también eres fan del cine clásico. Me gusta.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  9. ¿Cuantas veces las decisiones estúpidas han generado heroicidades cantadas por los poetas? Tengo una relación ambivalente con (cierto) heroísmo. Recuerdo un demoledor comic de Daspastoras, en el que un mutilado se dedicaba a contar historias épicas a los niños para que, como mínimo, quedasen en su misma condición. ¿Tremendista? Seguro. Pero ¿Qué efecto busca (o va a encontrar) Tennyson?
    Gran entrada. Un abrazo, Enrique

    ResponderEliminar
  10. Imagino que lo que buscaba el poeta era ensalzar al bravo pueblo británico. Sin más. El hecho es que durante años los escolares ingleses se la aprendían y recitaban de memoria. Como nosotros con la Canción del pirata y tantas otras.
    Estoy años alejado del mundo del cómic y no conozco a Daspastoras, pero recuerdo algunas historias de Enki Bilal que también criticaban ese heroísmo sin sentido.

    Abrazos, Xibeliuss.

    ResponderEliminar
  11. Impresiona la expresión de absoluto vacío de las caras. Casi todos tienen la mirada completamente perdida,solo el último de la derecha parece estar de verdad allí.

    La entrada es magnífica.Gracias

    ResponderEliminar
  12. Acabo de conocer este blog y me parece fascinante. Tanto el temario, como la forma de abordarlo, enhorabuena. Un sitio mas de interés donde saciar mi curiosidad todos los días.

    ResponderEliminar
  13. hola
    acabo de descubrir su blog. de verdad es conmovedora la imagen al pensar en la supervivencia y en todo lo que ella inspiro.
    disfrute mucho leyendo su entrada.
    le visitare mas seguido

    ResponderEliminar
  14. excelente entrada, parece que a los britanicos no les acaben de resultar las excursiones al mar negro... y pienso el Gallipoli.

    saludos y fotos!

    ResponderEliminar
  15. ¡Por una estupidez allí se formó una masacre de categoría!

    Un poema estupendo.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  16. Interesantes fotos de una guerra donde franceses e ingleses se aliaron con los turcos para evitar el excesivo engrandecimiento de Rusia.
    Veo que Xibelius y tú citáis a Daspastoras y a Enki Bilal, eso es que os gusta el buen cómic.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Es todo una pose, Almalaire, seguramente el último soldado no obedeció las instrucciones de Fenton.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por sus palabras, Sir John Carrington.
    Confío que las visitas sean de su agrado.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. Hola, Antonio.
    Encantado de tu visita.
    Espero no defraudarte en tus próximas visitas.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  20. No estaban los ingleses en su mejor momento, no.

    Abrazos, Mr. Towers.

    ResponderEliminar
  21. Fue una auténtica locura, Pablo D.
    Los artilleros rusos llegaron a pensar que los ingleses habían bebido más de la cuenta al ver lo que hacían.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  22. Les salió bien la alianza, Cayetano.
    Pero nada es gratis. Y esa guerra tuvo más consecuencias de las esperadas.

    Sí, por lo visto somos más de tres los amantes del buen cómic.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  23. Como ya comenteé en la siguiente entrada (voy al revés) Me han encantado estas entradas.
    Me resulta muy interesante además la relación fotografía-pintura-cine (cásico y no)y música.
    COnocía el cover de Iron Maiden mero nunca había establecido la relación con esta guerra.
    Un saludo, Enrique.

    ResponderEliminar
  24. En realidad es el mejor poema que he leido
    este poema tiene mucha sensates lo que dice nosotros debemos tener valor, creer en algo no importa si esa verdad es una mentira no podemos
    dejarnos vencer simplemente seguir adelante luchar y sobrevivir

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin