domingo, 9 de mayo de 2010

El joven Nicomedes.


En la foto, Nicomedes Santa Cruz Aparicio, dramaturgo peruano y padre del músico y poeta Nicomedes Santa Cruz Gamarra, que fue también locutor de Radio Exterior de España en Madrid.


Retrato del joven Nicomedes.Autor: Eugenio Courret.
Lima (Perú), 1880.

Eugenio Courret (1841–190?) fue un fotógrafo francés nacido en Angouleme. Fueron sus padres Francisco Courret y Calixta Chalet.
Llegó a Lima (Perú) en 1860 para trabajar como camarógrafo en la Compañía fotográfica de Eugene Maunoury, casa representante del Estudio fotográfico
Nadar de Francia.
En1863 fundó con su hermano Aquiles el estudio “Fotografía Central”. En 1887 dejó el estudio al peruano Adolphe Dubreuil para luego, en la década de 1890, retornar a Francia donde prosiguió su labor fotográfica.

El estudio “E. Courret y Cía.” quebró definitivamente en 1935 por decisión de René Dubreuil, hijo de Adolphe. Los motivos de la quiebra fueron variados: la caída del gobierno de Leguía, la crisis mundial, la desaparición de las revistas ilustradas "Mundial" y "Variedades" (algunos de sus principales clientes) y la introducción en el mercado de las cámaras instantáneas de la firma Kodak con la consiguiente proliferación de fotógrafos aficionados. En el momento del quiebre el archivo contaba entonces con más de 150.000 negativos. Con motivo del cierre de la empresa, se entregaron los negativos de vidrio a muchos de sus trabajadores como parte de la indemnización.
Entre aquellos que recibieron tal pago estuvo la familia Rengifo, quienes conservan un archivo de aproximadamente 54.000 placas. En 1987 dicha familia ofreció dicho archivo a la Biblioteca Nacional del Perú para que sea resguardado.
El
Archivo Courret es actualmente uno de los más importantes archivos fotográficos de América del Sur.


Autorretrato.Autor: Eugenio Courret.
Lima (Perú), 1886.

17 comentarios:

  1. Vaya, caidas de gobierno y crisis mundiales cargandose incluso estas cosas. Nada se libra. Pero aun así, han conseguido dejar uno de los mas importantes archivos fotograficos!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Siempre me dan una especie de congoja los retratos de niños con indumentaria y pose de adultos... En este caso se acentúa por detalle del bombín sobre la columna.

    La web del museo pinta muy bien, volveré.
    Abrazos, Enrique

    ResponderEliminar
  3. Y de todas las razones, una de las más importantes, y quizás la determinante fue la aparición de la máquina Kodak. Acabó con muchos estudios de fotografía en todo el mundo.

    Buenas noches, madame.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  4. Coincido contigo, almalaire.
    No me gustan los niños disfrazados de adultos. Ni los que imitan al mundo adulto. Los niños son niños. Y punto.
    De todas formas, Nicomedes era de buena familia e imagino que era el mejor traje que se podía poner para la foto.

    Buena noche de domingo.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. INVITATION
    See my vintage picture blogs:
    http://mynewoldpictures.blogspot.com
    http://mypetarts.blogspot.com
    http://mynaturepictures-benmil.blogspot.com
    http://www.flickr.com/photos/63274960@N00/
    http://www.warforum.cz/viewtopic.php?p=9015476#9015476

    ResponderEliminar
  6. La foto es muy buena en cuanto a composición y encuadre. Eso sí, un poco forzada, con ese niño disfrazado y abotonado, un poco asustado, mirando al objetivo con cierta seriedad en el gesto, apoyando su brazo de manera nada convincente y sólo porque se lo ha dicho el fotógrafo. Me recuerda las fotos que de pequeño nos hacían en la escuela, sentados frente a una máquina de escribir o algo parecido, para que luego la mamá de turno dijera aquello de "¡Qué guapo está mi niño!"
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  7. Coincido con mis compañeros, creo que el niño está un poco forzado en la foto. Parece que obedece al fotógrafo para poder irse de una vez, quitarse ese dichoso traje que tanto le molesta e irse a jugar con sus amigos...

    De todas maneras, gran imagen la que nos dejas hoy, Enrique.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. ¡Sí! El pobre niño debía tener unas ganas locas de salir corriendo del estudio!
    Un abrazo, Enrique

    ResponderEliminar
  9. A mi me ha impresionado mucho el niño. No se le ve muy feliz.Habrá cada reliquia guardada, digna de ver.

    Un abrazo Enrique

    ResponderEliminar
  10. Menuda forma de pago de indemnizaciones. No sé si a los trabajadores les serviría de mucho, pero que duda cabe que si ahora sus descendeientes han protegido esos negativos, creo que no se habrán arrepentido.

    Crusioso apellido el de Rengifo, muy corriente en nuestra zona, sobre todo en un pueblo que se llama Montemayor del Río, también de la provincia de Salamanca.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  11. Cayetano:
    Sí, es del estilo de las fotografías-recuerdo escolares de una época.
    A mí me hicieron posar escribiendo.
    Escribiendo en un libro impreso. Jajajaja

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  12. Pablo D. y Xibeliuss:
    Yo creo que lo que nos pasa es que nos metemos en la piel del niño pero pensando en nosotros mismos cuando teníamos su edad.
    No es el caso. Imagino que un niño de finales del XIX que sería la primera vez que acudía a un estudio de fotografía estaría pendiente del momento. Y, por la época, sería tan disciplinado que no se le pasaría por la cabeza más que acatar las instrucciones del fotógrafo.

    Abrazos a ambos.

    ResponderEliminar
  13. Arena:
    No parece muy divertido el chaval, no. Pero, después que el fotógrafo le dijese que no se moviera hasta que él lo dijese y seguramente que no abriera la boca, ¿qué querías que hiciera el pobre?

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Carmen:
    A los trabajadores no les haría ni pizca de gracia el pago con negativos. Pero, gracias a eso podemos ahora disfrutar de esas imágenes.
    Y yo, el apellido Rengifo no lo había oído en la vida.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  15. El niño con su sombrero y traje tiene una postura como un señor. Gracias un abrazo jürgen

    ResponderEliminar
  16. Me imagino a ese niño con su asombro sin saber que pasará después, si supiera que ahora todos lo estamos mirando y admirando...

    Gracias por tu trabajo, un abrazo.

    ResponderEliminar
  17. Apologies for speaking in English.

    These two portraits are truly stunning!

    http://davidikus.blogspot.com/

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin