lunes, 10 de noviembre de 2014

El águila de la montaña, la película más buscada.


El águila de la montaña es una película muda estrenada en 1926, el segundo largometraje dirigido por Alfred Hitchcock.
Y también es una de las muchas películas que han desaparecido sin dejar rastro.
No ha sobrevivido ninguna de las copias.

Lógicamente, por estar dirigida por el mago del suspense, está considerada como una de las más buscadas.
No obstante, Hitchcok no lamentó nada su pérdida. Incluso parece que se alegraba de su inexistencia.

Hitchcock en acción. Con Alma Reville de ayudante de dirección y Gaetano de Ventimiglia rodando con la cámara.

Alfred Hitchcock y su mujer, Alma Reville con el actor Malcolm Keen.

Hitchcock y Alma (ambos con 26 años) en Baviera buscando exteriores.

El equipo de rodaje. Tirol austriaco.

Rodando. Con pipa, el actor Malcolm Keen.

Alma y Alfred.

En el rodaje.

Alma Reville retocando al actor Bernhard Goetzke.

Fotografía promocional.

Las restantes imágenes corresponden a escenas de la película que fueron utilizadas para publicidad.






Ficha de El águila de la montaña.
Director: Alfred Hitchcock.
Ayudante de dirección: Alma Reville.
Productor: Michael Balcon.
Guión: Eliot Stannard y Max Ferner.

Cámara: Gaetano de Ventimiglia.
Actores: Nita Naldi, Malcolm Keen, John F Hamilton, Bernhard Goetzke, Ferdinand Martini.



Ya, ya sé que esta entrada debería corresponder más a un blog de cine que a uno de fotografía añeja, pero no he querido dejar de compartir estas imágenes con un Hitchcock jovencísimo y desconocido.
Lo que sí lamento es no haber encontrado el autor o autores de alguna de las fotos.


14 comentarios:

  1. El cine es "el arte de proyectar fotogramas de forma rápida y sucesiva"...por ende, si la fotografía no tiene que ver con esto, con qué sera que tiene que ver?! Me encantó la entrada, esas fotos casi íntimas, de Hitchcok y su mujer y el "detrás del rodaje". Yo pienso que fue una entrada muy apropiada para tu blog, donde uno espera ver viejas fotografías y, en este caso, con el agregado de la fama de un gran director cinematográfico del pasado. Abrazo, Enrique!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, Patzy. Visto de ese modo, también me puedo atrever con alguna entrada relacionada con el cine.
      Yo también las veo como fotos de carácter casi privado. En realidad eran como un grupete de amigos rodando lejos de su casa.

      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Cuando leí las conversaciones sobre cine entre Hitchcock y Trufffaut me bajé toda la filmografía del primero, incluso las pelis de las que no se sentía orgulloso. Ésta no la encontré, claro.
    La primera imagen, sobre todo, es una gozada: el retrato de un oficio, de una época y de unos temperamentos aventureros.
    Abrazos, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que me sorprendió fue que no quedara nada de ella. Y aún me sorprendió más la larguísima lista de películas desaparecidas. Una barbaridad.
      http://en.wikipedia.org/wiki/List_of_lost_films

      Y en este caso, ocurre con LA foto igual que en la entrada anterior. Todo surge a raíz de ella. Jeje.

      Abrazos, Xibeliuss!!!

      Eliminar
  3. Aquellos si que se curraban las películas, sin efectos especiales ni nada parecido. Casi rodaban "a pelo".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. "A pelo" y con tan pocos medios que yo juraría que en ésta solo se usó una cámara con un solo operador de cámara.
      El presupuesto no se iba en efectos especiales sino en el lujo de rodar en exteriores.

      Abrazos, Cayetano!!

      Eliminar
  4. Qué misteriosa desaparición. Tenía que ocurrir precisamente con una película del mago del suspense. Tal vez un día nos sorprendamos al ver aparecer una copia, aunque Hitchcock se revuelva en su tumba.

    Feliz comienzo de semana.

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Misteriosa sí que tiene que ser, pero desde luego no es la única desaparecida en la historia del cine. Hay una larga lista.
      Lo que es claro que es una de las más buscadas. Seguramente la que más. Así que, a lo mejor alguien encuentra una de las copias.

      Buena semana, madame.
      Abrazos!!

      Eliminar
  5. Estas imágenes recuerdan aquellas épocas, cuando hacer cine no era nada fácil pero lo hacían con mucha pasión por el nuevo arte. Me gustó mucho esta entrada y creo que es muy adecuada para tu blog. Nunca me había imaginado a A. Hitchcock joven y tampoco conocía esta película.
    Si, realmente la primera imagen es muy especial y también me gustan mucho las dos, donde caminan por la nieve con el perro. Espero que sigas con esta interesante serie de entradas: Fotos del Cine...
    Abrazos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Esa fue una de las razones de la entrada, ver a un Hitchcock de 26 años. Jovencísimo pero con aspecto de persona madura.
      La primera es que refleja cómo sería en realidad un rodaje en la época. Cuatro gatos. Y haciendo ruido. Total, no se iba a oír nada. Jajaja.
      Si cae otra entrada de cine será pasado un largo tiempo, me temo.

      Abrazos, Marga!!!

      Eliminar
  6. Jo, que pasada la primera y cuarta fotos :)
    (No puedo pensar en Hichcock de la misma manera desde que, hace años, vi un sketch de Faemino y Cansado donde se referían a él como "el divino gordito" : D)

    Besos, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La primera foto es la que originó la entrada, Adra. Me encantó. Aunque Hitchcock estuviese desenfocado.
      Y la cuarta, es tremenda. Todos bien atados. Si caía uno, caían todos.

      Hitchcock no sé si sería divino pero gordito, eso está a la vista. :)

      Abrazos!!!

      Eliminar
  7. Si el maestro del cine decía que no valía la pena, ¿hemos de creerle? Preferiría que existiera la cinta para poder comprobarlo con mis propios ojos, ¿no te parece? Por cierto, en las fotos está tan joven que no parece él. ¿Haría un cameo en el filme como tenía por costumbre? Nunca lo sabremos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No fue la única película de la que no se sentía orgulloso. Pero le vino bien su desaparición.Así la quitaba de la lista.
      El juvenil aspecto de Hitchcock es una de las razones de la entrada, Carmen. A mí también me sorprendió.

      Abrazos!!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin