jueves, 13 de noviembre de 2014

Hannes Kilian. Fotografías en movimiento.


Hannes Kilian nació un 13 de noviembre de 1909 en Ludwigshafen, Baden Wurtenberg, Alemania.
Hoy habría cumplido 105 años.

Bolera. 1946.

En 1928 se graduó en la ciudad suiza de Kreuzlingen como fotógrafo y durante algunos años trabajó en una pequeña empresa de fotografía en Lucerna.

Durante la crisis económica perdió su permiso de trabajo para Suiza y volvió a Alemania. Con el ascenso al poder del partido nacionalsocialista alemán, se trasladó a Italia para trabajar en una agencia de fotografía de Nápoles donde quedó fascinado por el arte antiguo.

De regreso a Alemania ejerció de fotógrafo freelance en Stuttgart ofreciendo sus trabajos a varios editores de revistas ilustradas.
En 1937 se traslada a París. Durante su estancia en la capital francesa, fotografió la Exposición Universal y la vida nocturna de la ciudad.

París. 1937.

1938.

1938.

1938.

El gran salto. 1939.

Con una nueva retirada de su permiso de trabajo, regresó a Stuttgart en 1938 y trabajó como reportero gráfico hasta que en 1941 fue reclutado por la Wehrmacht como fotógrafo de propaganda para la campaña de Rusia.
Fue gravemente herido en combate, por lo que como un veterano discapacitado, regresó a Stuttgart donde le impactó la muerte y miseria de la población civil.

Soldado veterano. Colonia. 1946.

Herido de guerra. 1947.

Limpiando escombros. 1948.

1950.

Desfile de San Nicolás. Stuttgart. 1951.

Refugiados en Rosensteinbrücke. Stuttgart. 1953.

Terminada la guerra, viajó y realizó varios reportajes fotográficos en la cuenca del Ruhr,  Nápoles, España, Siria y Estados Unidos.

Rodas. 1955.

España. 1955.

Dunas en Alicante. 1965.

1955.

Publicidad. 1960.

Stuttgart. 1958.

Stuttgart. 1958.

Stuttgart. 1958.

Stuttgart. 1958.

Estación Central. Stuttgart. 1964.

Estación Central. Stuttgart. 1964.

Inmigrantes en Alemania. 1959.

E.E.U.U. 1963.

Fort Hood. Texas. E.E.U.U. 1963.

Fin de la jornada. Duisburg. 1963.

Bailando twist. 1965.

Para todas las fotografías.
Autor: Hannes Kilian.


18 comentarios:

  1. Adoro visitar tu blog! Lo confieso! Me sorprendo con algunas fotografías (y fotógrafos) tan vanguardistas de su momento. En esta publicación, por ejemplo, me parece que, al menos, hay 4 fotografías por las que aún hoy habría que seguir sacándose el sombrero. Fantástico. Abrazo, Enrique!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Patzy. Y a mí me gustan visitas tan entusiastas como la tuya :)
      Kilian era un enamorado de la fotografía. Y se nota.

      Abrazos!!

      Eliminar
  2. Captar el movimiento sin que las imágenes salgan borrosas es un arte, pero conservar la expresividad de las personas retratadas ya es una auténtica proeza.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, Cayetano. No solo sabía cuándo congelar el movimiento sino cuándo captar el mejor momento.

      Abrazos!!

      Eliminar
  3. Difícil competir con él a la hora de captar el movimiento. Pensar que lo hacía con una de aquellas viejas máquinas duplica su mérito.

    Feliz tarde

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pue sí, la cámara no era nada del otro mundo. Un buen objetivo y nada más. El resto lo tenía que hacer él: velocidad, selección de la sensibilidad, profundidad de campo,...
      Hoy día las cámaras lo hacen todo. Si uno quiere, claro.

      Abrazos, madame!!

      Eliminar
  4. Me pregunto cómo sería capaz de captar a esas chicas volando sobre el suelo, en una especie de conspiración contra las leyes de Newton. Y esas gentes paseando por las calles de París en una oleada de blanco y negro que siempre asegura la belleza por su melancolía. Realmente espléndidas.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Le gustaba fotografiar gente en movimiento. Y le salía muy bien, claro.
      Estas chicas pertenecían al ballet, por eso podía pedirles arriesgados saltos.
      Me alegra que te gusten.

      Abrazos, Carmen!!

      Eliminar
  5. Jo... no suena muy bien decirlo, pero ¡Qué bien se le daban los tríos!

    Son increíbles, la de Alicante es mi gran favorita, porque me imagino a la chica calándose el sombrero antes de decir ahí os quedáis :)

    Un beso, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Je, sí se le daban bien, sí.
      Y con la foto de Alicante has hecho lo que me gusta hacer a mí también, darle forma con una minihistoria. Es bonito imaginar.

      Abrazos, Adra!!!

      Eliminar
  6. Muy bueno, no lo conocía. Destacas, con razón, el movimiento; pero en esta primera entrega casi me llaman más la atención unas composiciones asombrosas.
    Un abrazo, Enrique

    [Pd. Jjejejeje No, cuadros míos no tengo: hice pocos y, salvo sorpresa, ninguno se salvó. Usaba la técnica de Pollock para hacer tramados, los grises del b/n puro en cómic]

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No es muy conocido, Xibeliuss. De hecho creo que no hay ninguna referencia de él en la red que esté en castellano. Bueno, ahora está ésta. Jejeje.

      También me gustan mucho sus composiciones, aunque destacase por las figuras en movimiento.

      Abrazos!!!

      Eliminar
  7. Excelente fotografía! Había visto algunas, pero no conocía su autor. Todas son muy especiales, muy … “vivas”, instantes de movimientos, perfectamente captados en imágenes artísticas pero también, instantes de vidas anónimas en su rumbo natural.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De eso se trata, Marga. De conseguir que unas figuras estáticas conserven el movimiento.
      No es fácil congelarlo y que conserven el dinamismo.
      Está claro que era un amante de la fotografía.

      Abrazos!!!

      Eliminar
  8. Fotos en movimiento es una de las pruebas más complicadas para un fotógrafo. Terrible las imágenes de los lisiados

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda, Alí. Saber captar el movimiento y que los modelos no parezcan estatuas sin vida, es todo un reto.
      Las heridas de las guerras son siempre terribles. Las que se ven y las que no.

      Abrazos!!!

      PD: Como has visto, ya terminaron las cuatro entradas sobre Martha Holmes. Queda una de fotos con niños que me guardo para Navidad.

      Eliminar
  9. Perfecto hermano. Si Dios me da vida espero trabajar con la Holmes el año que viene. Gracias por tan buen tema

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso espero yo también. Vida para ambos (somos de la misma quinta. jejeje) el año que viene y sucesivos.

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin