martes, 11 de agosto de 2009

Maravillosa Alaska (II).

Renos.
En el siguiente enlace (en inglés) aparece el capítulo XXVI del libro “Alaska: nuestro maravilloso país del norte” y que Carpenter titula como “Carne de reno para mercados americanos” :

Alaska: our Northern Wonderland. Reindeer.





Renos.
Trineo con tiro de renos.




Recién caídos los cuernos en una Feria de Ganado.
Viajando con reno.

Trineo con tiro de renos.


Renos domésticos.


Para todas las fotos:
Autor: Frank G. Carpenter.
Alaska (EEUU), entre 1910 y 1920.


6 comentarios:

  1. Que frio, que poco me apeteceria a mi estar ahi con una camara en la mano, jijiji.
    Aunque ahora resulta de lo mas refrescante, en pleno verano.
    Quien iba a decir que un lugar aparentemente tan inhospito iba a ser una despensa de carne para el mercado americano!

    Feliz tarde, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Digo yo que lo de Alaska, los renos y el frío es para mitigar un poco el calor de estos lares.
    A los renos se los ve felices o al menos tranquilos. Lo debe dar el clima. Y los modelitos de nuestros amigos siguen siendo de "pasarela".
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me recuerda el gran documental de los años 20 "Nanook el esquimal"
    ¿Quedarán todavía tales rebaños de renos?
    Saludos, Enrique

    ResponderEliminar
  4. Inhóspito para el hombre, madame, pero para los renos,...Ellos estaban en su hábitat natural.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Dices bien, Cayetano, estas fotografías son el contraste a los calores estivales.

    Abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Imagino, Xibeliuss, que la cabaña de renos habrá disminuído. Como casi todo en lo que mete la zarpa el ser humano.

    Abrazo.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin