martes, 4 de agosto de 2009

El Titanic del Mediterráneo.

"Frente al cabo de Palos de Cartagena, en los llamados bajos de las Hormigas, naufragó el sábado 4 de agosto el vapor italiano Sirio, que se dirigía a Buenos Aires. El balance de las víctimas superó los 200 muertos. El buque chocó contra los bajos y, a continuación, se produjo una fortísima explosión. Los cadáveres fueron arrojados por las olas a las playas murcianas y hasta a la de Santa Pola, en Alicante".
(EL DIARIO DEL SIGLO XX. Año 1906.)



"Esta tarde ha llegado hasta nosotros la noticia de haber embarrancado yéndose a pique en los bajos de las Hormigas, un transatlántico de nacionalidad italiana, que conducía pasajeros."
(EL ECO de Cartagena. 4 de agosto de 1906.)



"Las muchas personas que actualmente veranean en esta encantadora playa presenciaron el naufragio del Sirio, preparando inmediatamente auxilio y dando aviso telefónico a esta ciudad. Los náufragos llegaron a la playa de Cabo de Palos completamente desnudos y en un estado de abatimiento y postración que producía una impresión dolorosa. Apenas ponían el pie en tierra ya los veraneantes se los disputaban, alojándolos en sus propias casas y repartiéndoles ropas y víveres."
(EL MEDITERRÁNEO de Cartagena. Agosto de 1906.)




Hoy se cumplen 103 años del dramático naufragio del transatlántico Sirio.
Tanto las fotos como los textos que os presento están tomados del estupendo artículo que, en forma de blog, elaboró el periodista Ángel Rojas Penalva y que os recomiendo por su excelente labor de investigación y calidad narrativa.

http://naufragiodelsirio.blogspot.com/



15 comentarios:

  1. Las imágenes son sogrecogedoras. De todas formas, a pesar de la desgracia, menos mal que el naufragio tuvo lugar cerca de las costas murcianas. Si hubiese sido en alta mar la tragedia habría sido más importante.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Que barbaridad, cuantos Titanic había. Y sin embargo yo creo que la gente nunca tuvo el mismo miedo a viajar en barco que tiene a viajar en avion. Resulta curioso, con catastrofes como esa.

    Feliz dia, monsieur.

    Bisous

    ResponderEliminar
  3. Cerca de la costa y de día. Si no hubiese sido porque todos los barcos de pescadores de la zona se dispusieron inmediatamente para el rescate de los náufragos, la catástrofe hubiera sido mucho mayor.

    Un abrazo, Cayetano.

    ResponderEliminar
  4. No había opción, madame.
    Las hambrunas en la Europa de la época, la falta de trabajo y la promesa de un mundo mejor en América determinaban un viaje obligado. Como fuese.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  5. Por estas cosas es por las que yo no subo a un barco ;)

    Nos damos una vuelta en patinete por el Mar Menor? Como hay menos agua, si encallamos podemos salir andando, jijijijijiji

    T.Q.M......yo también.

    ResponderEliminar
  6. Varias preguntas, Murciana:
    - Patinete ¿con o sin tobogan?
    - ¿Quién pedalea? ¿Los dos o yo solico?
    - ¿A qué hora? Porque a las cuatro de la tarde nos puede dar algo malo.

    TQM.

    ResponderEliminar
  7. Respuestas:

    1- Con tobogan, por supuesto.
    2- Te ayudaré a ratos, por supuesto.
    3- Después de las cuatro, por supuesto.

    ResponderEliminar
  8. Uf, menos mal que los comentarios me han repuesto un poco del mal cuerpo que me ha dejado la (antigua) noticia.
    Me gusta un montón como redactaban los reporteros de entonces.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Ignoraba tal naufrágio, realmente sobrecogedor. Siempre nos caracterizamos por la hospitalidad.
    A día de hoy siguen los naufrágios en nuestras costas aunque ahora son pateras y la frecuencia es mayor.
    A bear hug.

    ResponderEliminar
  10. ¡Menúo capuzón! Actualmente, los náufragos s'hubieran quedao atrapaos en las redes anti-medusas...
    Documento impresionante.

    Una abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Muy impactantes imágenes. No tenía ni idea de esta historia ocurrida frente a Cartagena en 1906. Pero hubo tantos hechos dramáticos como estos entonces (y ahora me recuerda a los accidentes de aviones). Como las explosiones de navíos frente a diversas ciudades de España o el incendio de Santander.

    Un beso y buen verano

    ResponderEliminar
  12. Los naufragios de las pateras no por producir menos víctimas son menos dramáticos, desde luego.

    Un abrazo, murciano.

    ResponderEliminar
  13. Te creía de vacaciones, Antón.
    Me alegra que sigas visitando estos lugares de vez en cuando.

    Un abrazo (chillao).

    ResponderEliminar
  14. No es algo que me guste especialmente recordar las catástrofes pasadas, Carmen. Pero, en ocasiones, nunca está de más un breve recuerdo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  15. no me gustoo muchoo la imajen soi mui curiosa con el tema de los barcos cada ves que esta la pelicula veo es glaciar y meda cosa

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin