sábado, 8 de junio de 2013

Eugene de Salignac (I).

Eugene de Salignac no fue el típico fotógrafo.
Era sencillamente un funcionario del Departamento de Puentes y Estructuras de la ciudad de Nueva York.
Lo que lo distinguía del resto de funcionarios y obreros era su trabajo: responsable de la sección de fotografía del Departamento.

Eugene empezó a trabajar como asistente del fotógrafo del Departamento de Puentes en 1903, pero la repentina muerte de éste supuso que él asumiese el trabajo como único fotógrafo en 1906.

Realizó más de 20.000 instantáneas durante los 37 años que estuvo al frente de la sección de fotografía.
Su obra, al estar incluida dentro de la fotografía industrial, fue desconocida por el público en su época y posteriores.
En 1980 se empezaron a recuperar los archivos fotográficos del Departamento de Puentes, pero no fue hasta 1999 que uno de los archiveros constató que todas las fotografías correspondían al mismo autor, un desconocido Eugene de Salignac.


Lo que diferencia su trabajo del de otros fotógrafos industriales es la calidad de sus fotografías, los acertados encuadres y puntos de vista y el hecho de que no se limitase exclusivamente a retratar estructuras, sino que amplió su fondo fotográfico con imágenes de lo que acontecía a su alrededor.

Para evitar la tentación de seleccionar las fotografías según otros criterios, he optado por presentarlas por estricto orden cronológico.


Niños vendedores de periódicos en Delancey Street.
26 de diciembre de 1906.

Vista interior de la estación del Puente de Brooklyn.
6 de abril de 1907.

Puente de Queensboro en construcción.
8 de agosto de 1907.

Superestructura del puente de Manhattan sobre Washington Street.
5 de junio de 1908.

Clinton Street.
27 de julio de 1908.

Obreros trabajando en Delancey Street.
29 de julio de 1908.

Puente de Manhattan en construcción. Vista desde el Robert Gair Building.
11 de febrero de 1909.

Puente de Manhattan próximo a concluir. Vista desde el muelle 33.
7 de abril de 1909. 

Congestión peatonal en la pasarela del puente de Queensboro a las 3:50 PM.
11 de abril de 1909.

Panorámica del puente de Brooklyn.
29 de junio de 1909.

En el puente de Queensboro.
9 de febrero de 1910.

Pearl Street.
1911.

Obreros en el puente de Williamsburg.
14 de octubre de 1911.

Sección del puente de Queensboro que comunica con Manhattan.
1 de mayo de 1912.

Pintores en el entramado de cables del puente de Brooklyn.
7 de octubre de 1914.

Pintores de mantenimiento en el puente de Brooklyn.
3 de diciembre de 1915.

Coche volcado cerca del puente de la calle 145.
10 de julio de 1917.


Para todas las fotografías:
Autor: Eugene de Salignac.
Nueva York. E.E.U.U.





 [Continuará en Eugene de Salignac-II]

24 comentarios:

  1. Es verdad! Fíjate que interesantes los encuadres de estas fotografías! Además de ser bellísimas estas imágenes, es destacable, incluso respecto de tus publicaciones previas, el cuidadoso equilibrio del espacio capturado. No por nada era fotógrafo de estructuras! Tenía muy claro lo referente al equilibrio, incluso visual. Me encanta tu blog! Abrazo, Enrique!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía mucho cuidado en la elección de lo fotografiado. Y lo hacía de manera natural. No pretendía realizar fotografías artísticas. Le salieron sin querer. Por eso su obra permaneció oculta tanto tiempo.

      Abrazos, Patzy!!

      Eliminar
  2. No es posible lo de los pintores! Igualmente impactante la imagen de los vendedores de periódicos, y, por distintas razones, el atasco en el puente, equivalente al posterior metro en hora punta.

    Feliz fin de semana

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las de los pintores son imágenes increíbles desde nuestro punto de vista actual, madame. Desafiando todas las leyes sobre seguridad.
      Pero el se limitaba a retratar algo habitual a principios de siglo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  3. La historia también se construye con testigos excepcionales que supieron estar en el lugar adecuado cámara en ristre para dejar constancia de las grandes obras que se hacían.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Cayetano, personajes que pasaron desapercibidos en sus años pero que supieron ser conscientes de lo importante que sería lo que pasaba a su alrededor.

      Abrazos!!

      Eliminar
  4. Ay, Parecen arañas....Que fotón increíble, de verdad que no me canso de mirarla. Un beso, Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es mi preferida de este primer grupo, Alma. De ahí que la muestre con mayor tamaño.
      A mí también me da la sensación de que están en una gran tela de araña.

      Abrazos!!

      Eliminar
  5. Espectaculares imágenes! Gracias al talento innato y a la pasión de Eugene de Salignac por la fotografía, hoy podemos comprender como fueron construidas estas inmensas obras arquitectónicas hace 100 años.
    Y gracias a ti por exponerlas en tu interesante blog!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, Marga. Es lo que se destaca ahora de Eugene, su talento innato para ver lo que era digno de ser fotografiado y en el encuadre preciso para ello. Imagino que se mezclaba trabajo con placer.

      Abrazos!!

      Eliminar
  6. La ingeniería norteamericana revolucionó no solamente los esquemas de la construcción de puentes, sino de toda la arquitectura del siglo XX. Es una fortuna que fotógrafos casi anónimos como el caso de Eugene de Salignac retratase este salto cualitativo, tan influyente para entender el desarrollo urbanístico posterior.

    A veces da mucho gusto descubrir estos fotógrafos desconocidos que nos aportan tanta información sobre nuestro pasado colectivo reciente.

    Que pases una buena tarde. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Después de estar archivadas estas fotografías durante más de medio siglo, es una suerte que alguien las descubriese y le diese la importancia que merecen. A las imágenes y al fotógrafo.
      Parece increíble que permaneciera en el anonimato más absoluto durante tanto tiempo.

      Abrazos!!

      Eliminar
  7. Gracias a Dios que un fotógrafo tan bueno no quedó en el desagradecido anonimato. Hermano, vengo de tigrero pero todavía tengo problemas técnicos para recuperar mi avatar...abueno...otro abatar más

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Confío que se solucionen pronto esos problemas ténicos, Alí.

      Abrazos, hermano!!

      Eliminar
  8. Caray, pintaban todos con traje?? de cualquier manera son una pasada las fotos
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jeje, sí Arena.
      En aquella época un obrero disponía de un traje. Y, con suerte, dos o tres camisas.
      Los uniformes de trabajo son muy posteriores.

      Abrazos!!

      Eliminar
  9. Me han llamado la atención las fotografías de los pintores sobre los cables de acero del puente de Brooklyn. Da vértigo con sólo verla. Y me recuerda, por cierto, a otra fotografía posterior, típica imagen que se pone siempre en los libros de texto para ilustrar el crack del 29. Tú, como amante de la fotografía antigua, seguro que ya te has dado cuenta de a qué me refiero: varios trabajadores sobre un andamio a varios metros de altura. Si fuese le mismo fotógrafo la hiubiera spuesto seguro, así que deduzco que no se trata del mismo hombre.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que las fotografías de los pintores también producen vértigo como en la fotografía que comentas.
      Esa fotografía se llama 'Obreros en el Empire State Building' y pertenece a la serie 'Men at Work' del fabuloso fotógrafo Lewis W. Hine.
      Algún día debería dedicarle varias entradas a Hine y su densa producción de excelentes fotografías.

      Abrazos, Carmen!!

      Eliminar
    2. Corrección:
      La fotografía de referencia no es en el Empire State sino en el RCA Building.
      Además, desde que escribí el comentario anterior le he estado dando vueltas a la fotico porque recordaba que la envolvía cierta polémica.
      Pues bien, desde 2003 se consideraba errónea la autoría de Hine a favor de otro fotógrafo, Charles C. Ebbets.
      Esto ha sido así hasta que recientemente no se considera suficientemente probada esta nueva autoría y la fotografía ha vuelto a ser declarada anónima aunque todavía muchas fuentes se la adjudican a Ebbets.

      Abrazos!!

      Eliminar
  10. Magnífica colección, como siempre.

    Como dice Carmen Gascón, a mi también me ha impresionado de manera especial la fotografía de los pintores sobre los cables de acero. Y mi hilo de reflexión ha ido a parar al mismo lugar: no he podido evitar el recordar esa fotografía a la que hace alusión. Aquella, como esta que hemos encontrado en tu colección, producen una fuerte sensación de vértigo que recuerdo de crío me tenía largo tiempo pegado a la imagen, pensando en el valor que había que tener para estar ahí arriba... Valor, necesidad o las dos cosas.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estos obreros de grandes construcciones se jugaban la vida todos los días.
      Indudablemente tenían grandes dosis de valor, pero lo hacían por necesidad.
      Hay muchas fotografías de obreros de rascacielos en circunstancias realmente vertiginosas. Lo que no sabemos es cuántos de ellos perecieron en tan arriesgado trabajo.
      Gracias siempre por la visita, monsieur Debatz.

      Abrazos!!

      Eliminar
  11. Se nota que para él esto era más que un simple trabajo de documentación.
    Son impactantes, por lo monumental de los temas y desde luego por los encuadres.
    La de 1914, tiene incluso algo de surreal. Impresionante.
    Gracias , Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto. Pienso que lo que empezó como una trabajo más para ganarse la vida se convirtió en pasión por las imágenes.
      Tiene unas instantáneas fabulosas.

      Abrazos!!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin