martes, 16 de junio de 2009

Nadar (III).


(viene de Nadar-I y Nadar-II)

Nadar obtiene del jefe de gabinete de Asuntos Exteriores una misión para recorrer la frontera prusiana como agente secreto. Viaja (con un pasaporte a nombre de Frederik Haak) a Colonia, Berlín, Dantzig, Tilsitt,…Regresa en septiembre de 1848. Ese mismo año su madre y su hermano llegan a París. Ha de trabajar duro para mantener a la familia. Consigue entrar de redactor en el recién creado El Periódico. Vuelve la bohemia. Su despacho son los bares entre el anochecer y la madrugada. Entre 1849 y 1852 lleva una alegre vida de soltero cambiando de domicilio dos veces por año, viajando con frecuencia a Bruselas y Londres.
En 1852 se casa con Ernestine Constance Lefevbre, hija de un fabricante de hilados ruanés. Esta unión durará 57 años, logrando (solo durante un breve periodo de tiempo) el fin de sus actividades galantes.
Su matrimonio también marcará el principio de su éxito profesional.
Hacia 1851, primeros intentos fotográficos. En 1856 nace su hijo Paul pero ello no hace que se frene y Félix continúa con la fiesta frecuentando los lugares de moda del París de la época.
La señora de Nadar es un ama de casa perfecta. Y era tarea harto difícil en una casa donde la mesa estaba abierta a todos y todas horas: los hombres célebres, los grandes personajes, las gentes de la bohemia pululaban por la casa respetándose, eso sí, unos a otros. Una cena “íntima” podía contar con 10 o 20 comensales.
Incluso se daban recepciones y se organizaban bailes a los que todo el mundo acudía.
(continuará)


Teófilo Gautier (1811-1872)
Autor: Nadar.
París, hacia 1855.
Bullicioso y pintoresco personaje, poeta que participó en todas las “batallas” del romanticismo francés.

Gérard de Nerval (1808-1855)
Autor: Nadar.
París, hacia 1855.
Poeta y escritor de notable fama. Se suicidó. De esta fotografía, el crítico Albert Beguin dijo que era sin duda “el retrato más revelador de un hombre que nunca haya captado la cámara oscura”

Alejandro Dumas padre (1802-1870) y su hija Marie.
Autor: Nadar.
París, hacia 1859.


Giuseppe Verdi (1813-1901)
Autor: Nadar.
París, 1854.
Se dice que el maestro prefería este retrato a ningún otro.



(sigue en Nadar-IV)

8 comentarios:

  1. Ay, monsieur, que alegría me ha dado encontrarme con mi querido Dumas! Magnifico retrato, por supuesto.

    En otro orden de cosas, 57 años de matrimonio son muchos años! Celebro sus bodas de oro. Curioso eso de cesar en sus actividades galantes solo por un breve periodo de tiempo :)

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  2. Grandísimos retratos. Me encantan el de Dumas y el de Gaultier. A Nerval no le conozco, pero ¡qué aire más trágico!

    ResponderEliminar
  3. Sí, madame, es una retórica forma de expresar que solo le fue fiel a Ernestine de recién casados.

    ResponderEliminar
  4. Y tan trágico, Xibeliuss.
    Como que se suicidó ese mismo año.

    ResponderEliminar
  5. Me ha encantado ponerle cara a Dumas, tampoco me lo imaginaba así, es genial esto de la fotografía.
    Por cierto ¡Gracias por avisarme de lo del reloj! No me había dado cuenta, ya decía yo que veía el blog "raro", es que soy algo despistada :) Me gusta mucho su nuevo reloj, gracias por el link. Un abrazo!

    ResponderEliminar
  6. Yo veía al Dumas una miaja moreno y con el pelo demasiao grifao. Investigando investigando, resulta que sí, que su paire se casó con doña Marie Cessette Dumas, una esclava negra de Santo Domingo, Indias Occidentales.

    ResponderEliminar
  7. O sea, que Monsieur Dumas negro-negro no era. Pero tostaíco, sí.
    Cuando el río suena,...agua lleva!

    ResponderEliminar
  8. Caramba interesantisimo rumbo ha cogido el blog!

    impresionantes los retratos, sorprendente el de Sara Bernard, Narval Dumas...

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin