lunes, 19 de enero de 2015

August Sander. Oficios (I).

[viene de August Sander. Mundo rural-I  y  A. Sander. Mundo rural-II]


Pasado el paréntesis navideño, sigo con la obra de August Sander.

Empleados del ferrocarril. 1910.

Aunque ya había ampliado el universo de sus retratos antes de la Gran Guerra, es durante el periodo de entreguerras cuando August Sander  generaliza su visión, retratando personas de todas las clases sociales y ocupaciones.

Alemania entera va pasando por delante de su objetivo.
Su planteamiento es retratar a cada individuo como tal, al tiempo que lo sitúa dentro de la sociedad de su tiempo.
Sander no indica nunca el nombre de la persona fotografiada, pero sí señala su oficio.
Con esta forma de trabajar da un carácter universal a su obra.

Secretario de un comercio. 1912.

Filósofo. 1913.

Aprendiz de carnicero. 1914.

Aviador. 1920.

Industrial. 1920.

Hipnotizador. 1924.

Empresario. 1924.

Notario.1924.

Oficial de policía. 1925.

Herreros. 1926.

Periodista. 1926.

Albañil itinerante. 1927.

Fagotista. 1927.

Cajero de banco. 1927.

Director de orquesta. 1927.

Marchante de arte. 1927.

Parlamentario demócrata. 1927.

Vendedor de cerillas. 1927.

Ujier. circa 1927.

Cadete.

Carbonero.

Sacerdote católico. 1927.

Oficial.


Para todas las fotografías:
Autor: August Sander.
Alemania. 

14 comentarios:

  1. Muy estilosos ellos dentro de sus "uniformes". El hábito hace al monje, menos en el caso del aprendiz de carnicero, que nadie lo adivinaría.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que el aprendiz vestía también sus mejores galas. Dejó el mandil sanguinolento para lavar.

      Abrazos, Cayetano!!

      Eliminar
  2. Qué cosa tan curiosa, etiquetar a los personajes por su profesión. En algunos casos resulta obvio, pero en otros nunca lo hubiera adivinado. Me resulta muy curiosa la del parlamentario demócrata. En cualquier caso, me gustan muchísimo todas. La del notario parece de película de Hitchcock.

    Buenas noches

    Bisous

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un trabajo muy ambicioso el de Sander.
      Retratar a todos los personajes que componían la realidad del pueblo alemán de entreguerras.
      Yo creo que consiguió su objetivo.

      Abrazos, madame!!

      Eliminar
  3. De ellos nos quedó solo su oficio...Dá que pensar

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tenía varias series de fotografías.
      Unas con nombre y apellidos. Otras, no.
      Pero con los años han prevalecido los oficios a los nombres propios.

      Abrazos, Alí!!

      Eliminar
  4. Si en unos retratos el oficio del retratado resulta patente porque portan objetos útiles en sus faenas o trajes identificativos, en otros se juega al despiste dle espectador- Y si no que se lo digan al aprendiz del carnicero con esa poste casi aristocrática.
    Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, hay dos tipos de retratados. Los que están en lena faena y los que posan fuera de contexto. Estos últimos son difíciles de identificar con un oficio concreto, claro.
      Gente normal y corriente. Alemanes del pueblo. Lo que quería reflejar Sander.

      Abrazos, Carmen!!

      Eliminar
  5. Una interesante estampa con la gente y los oficios de otros tiempos! A través de sus excelentes fotos, August Sander logra retratar personajes concretos, en su medio autentico de aquella época; me gusta mucho toda su obra.
    Gracias por estas entradas tan bien presentadas!
    Abrazos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como todo lo que se hace por gusto y no por obligación, en estas series de fotografías se nota el agrado con el que Sander retrataba a esos personajes que conformarían su particular puzle de Alemania y los alemanes.

      Abrazos, Marga!!

      Eliminar
  6. Interesante, me gusto el del vendedor de cerillas porque es el que tal vez menos posa para la foto y la del oficial de policía con su particular bigote.

    Abrazo enorme Enrique!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que el vendedor no creo que tuviese muchas ganas de ser retratado. No debía de estar muy orgullosos de su status.
      Pero aceptó la propuesta de Sander y le permitió realizar la instantánea.
      Al oficial, por el contrario, se le ve encantado de ser retratado.

      Abrazos, Flor!!!

      Eliminar
  7. Son todas maravillosas, pero las del arquitecto y del jefe de policía, además, me parecen simpatiquísimas! Jaja! Me encantan estas colecciones tuyas. Abrazos, Enrique.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Patzy.
      La fotografías de Sander es que son una gozada. Como retratista, estupendo.

      Abrazos!!

      Eliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin