martes, 27 de abril de 2010

La guerra de Crimea por R. Fenton (y II).




Las fotografías de Fenton sirvieron de originales para posteriores grabados xilográficos que se publicaron en el Illustrates London News y posteriormente en otras revistas europeas.
El 20 de septiembre de 1855, más de trescientas fotografías de Roger Fenton se exhibieron en el Water Colour Society de Londres.



General turco.


Capitán de Granaderos Burnaby con su sirviente nubio.


Coronel Brownrigg con dos muchachos rusos prisioneros.

La firma Thomas Agnew & Sons publicó 337 fotografías montadas sobre cartón, individualmente o en series. Apareció un conjunto de 160 fotografías bajo el título Photographs taken under the Patronage of Her Majesty the Queen in the Crimea by Roger Fenton.
Otras 159 fotografías aparecieron agrupadas en distintos álbumes bajo los títulos de: Historia Portraits Gallery; Views of the Camp e Incidents from Camp Life.
También se editaron dos panoramas: The Photografic Panorama of the Plateau of Sebastopol y Photografic Panoramas of the Plains os Balaklava and Valley of Inkermann.




Oficiales del 71º de Highlanders.



Soldados de Tropa.
Tras el trabajo realizado en la Guerra de Crimea y como las ventas de las fotografías no fueron tan altas como se esperaba (posiblemente porque la guerra había acabado), Roger Fenton volvió a ejercer la abogacía y dedicó los últimos años de su vida a fotografiar Gran Bretaña.


Teniente Coronel Príncipe Eduardo de Sajonia-Weimar.


Teniente Coronel Hallewell con su ayudante.


General Sir James Scarlett.
Es lógico pensar que Fenton no fue el único fotógrafo en Crimea. Y así es.
En marzo de 1854, un fotógrafo amateur, Gilbert Elliott, realizó varias fotografías de las fortalezas de Wingo en el mar Báltico, a bordo del Hecla, el mismo barco que llevó a Fenton y a su ayudante Sparling a Crimea once meses más tarde. Las fotografías de Elliott, muy alabadas en su época por su técnica, finalmente se perdieron.
Otro de los pioneros en Crimea fue Richard Niklin, fallecido junto a sus ayudantes y todo su equipo en el naufragio del Rip van Winckl, hundido por un huracán en el puerto de Balaklava, en noviembre de 1854.
También es de destacar el trabajo realizado por dos oficiales ingleses, Brandon y Dawson, formados en Londres por el fotógrafo Aldeman Mayall para que registraran fotográficamente la toma de alzados topográficos en Sebastopol. Aunque consta que realizaron fotografías a lo largo de todo el conflicto, no ha quedado muestra alguna de este trabajo.


General Brown con su Estado Mayor.


Teniente General Sir John Campbell con el Capitán Hume.
Para todas las fotografías anteriores:
Autor: Roger Fenton.
Crimea (Ucrania), 1855.


AutorretratoAutor: Roger Fenton.



14 comentarios:

  1. ¡Un reportaje fotográfico magnífico!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Como ya te comenté, hasta ahora no me había interesado por este tema y tipo de fotografía,pero esta serie de artículos sobre Crimea y Fenton me ha resultado interesantísima.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  3. Que buen autorretrato, por cierto!
    Algunos de esos militares parecen muy poco marciales, como sacados despues de la batalla y no antes, jiji.
    Los que estaban guapos siempre eran los husares. Que uniformes aquellos! No habia forma de que quedaran deslucidos. Pero los generales turcos y los highlanders.... Vaya, que no es lo mismo.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

    ResponderEliminar
  4. Un reportaje de los que hacen historia, sí. Nunca mejor dicho.

    Saludos, Pablo.

    ResponderEliminar
  5. Me alegro que haya despertado tu interés. No en vano fue el primer reportero de guerra.

    Abrazo, Jürgen.

    ResponderEliminar
  6. Sobre todo los Highlanders, con ese tan poco agraciado pantalón de cuadros (escoceses, of course).

    Buenas noches, madame.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  7. ¡Que difícil sería hacer panoramas cuando todavía no se había inventao el "Panorama Maker"!

    Por cierto, estoy a punto de pinchar el "botón que no hace nada", y que advierte "no pinchar" para que no nos podamos resistir.

    Mañana te cuento.

    ResponderEliminar
  8. Pues el Teniente Coronel Príncipe Eduardo de Sajonia-Weimar y Fenton se parecen bastante...aunque Fenton está más elegantón :)

    Coincido con Madame, los Highlanders son capítulo aparte.

    Abrazos, Enrique

    ResponderEliminar
  9. Hola Enrique, esta vez me quedo con la foto del Teniente coronel Hallewell y su ayudante. Es necesario un respiro.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Conociendo los requisitos técnicos de la fotografía en aquellos años, me sorprende la de Hallewell y su ayudante: Fenton compone una "instantánea" para la que los modelos tuvieron que congelar su movimiento X segundos! Voluntad de romper ya el estatismo.
    Un abrazo, Enrique

    ResponderEliminar
  11. Me ha enternecido la foto de los niños prisioneros rusos....con esa carita que ponen, que estarán pensando..?
    Madre mia como han cambiado las cosas...Buen reportaje ,me ha encantado.

    Un abrazo Enrique

    ResponderEliminar
  12. Militares de antes, gente corriente, lejos de la marcialidad y aderezo a que nos tienen acostumbrados las películas del género.
    Las casacas, uniformes y demás ropajes tienen la impronta de ropa vieja olvidada en los armarios, con olor a naftalina.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  13. Una serie de fotografías magníficas. Nunca pensé que existiesen fotos de tanta calidad de esta guerra, la verdad. De todos modos me siguen pareciendo instantáneas preparadas, lejos del verdadero frente de batalla plagado de dolor y muerte.

    Un besito

    ResponderEliminar
  14. Antón:
    No te digo ná que te veo todos los días. Jeje!
    Un abrazo.

    Almalaire:
    Al príncipe Eduardo lo que se le ve es cansado.
    Abrazos.

    Carolina:
    Buena elección. Es de las pocas que parecen naturales. Como reflejando la vida diaria de campamento. Aunque me temo que la vida real allí era mucho más dura.
    Abrazos.

    Xibeliuss:
    Coincides con Carolina en nombrar la de Hallewell con su ayudante. La verdad es que hizo bastantes de ese tipo para reflejar cómo se vivía allí y que no era tan crudo como lo presentaban en las crónicas de guerra.
    Abrazos.

    Arena:
    A mí también me gusta esa foto. Me sorprende que consideraran prisioneros a nioños de tan corta edad.
    Abrazos.

    Cayetano:
    Y eso que intentaba reflejar la mejor imagen de la guerra. La realidad era más sucia aún.
    Abrazos.

    Carmen:
    Tienes razón. Eran fotos preparadas, desde luego. Para eso fue a Crimea. Para reflejar la cara amable (caso de que las guerras tengan cara amable) de Crimea.

    Abrazos.

    ResponderEliminar

LinkWithin

Blog Widget by LinkWithin